Arcade Fire

Más información

Arcade Fire, premiados con el galardón al Mejor Álbum del Año en la 53 edición de los premios Grammy, actuarán el miércoles, 13 de julio, en la explanada del Museo Guggenheim Bilbao.

Este colectivo musical canadiense comienza su andadura en 2002 y dos años después edita su álbum debut, ‘Funeral’. Este primer disco fue elegido como mejor disco del año por medios especializados como Pitchfork, No Ripcord y MTV2, y New Musical Express lo incluyó entre los mejores del año y eligió ‘Rebellion (Lies)’ como la mejor canción del año. También las ventas de ‘Funeral’ fueron muy destacadas. A pesar de no contar con apoyo publicitario ni de medios de comunicación masivos, Arcade Fire consiguieron el Disco de Oro en Reino Unido y Canadá vendiendo más de medio millón de copias. Además, les valió su primera nominación a los premios Grammy y a los Brit Awards.

Con ‘Neon Bible’, de 2007, Arcade Fire vino a ratificar todo lo que había señalado con su primer trabajo. De nuevo obtuvieron excelentes críticas y ventas en países como Estados Unidos, Canada, Reino Unido, Portugal, Croacia, Noruega o España.

Su último trabajo se llama ‘The Suburbs’ y fue editado el pasado verano. Les supuso su primer nº1 en ventas en Reino Unido y Estados Unidos y han conseguido ampliar notablemente su público, consiguiendo colgar el cartel de ‘Entradas agotadas’ en la gran mayoría de sus conciertos, que han pasado de llevarse a cabo en salas de aforo reducido a celebrarse en recintos para miles de personas.

Arcade Fire han sido portada de la edición canadiense de la revista Time, han actuado en los mejores festivales internacionales (Osheaga, Lollapalooza, Reading, Leeds, Rock en Seine…), cuentan entre sus seguidores con artistas de la talla de David Bowie y, sin duda, la autenticidad y la magia que reside en su música les ha posicionado como la mejor banda de rock alternativo de la actualidad.

Grandes amantes del arte, su concierto de la explanada del Guggenheim Bilbao promete ser un auténtico acontecimiento. El show cuenta con el apoyo de Ayuntamiento de Bilbao y Diputación de Bizkaia.